sábado, 6 de junio de 2015

Ganas tú

Me gustas tanto, que te busco con la mirada, hasta cuando no estás. Me gustas tanto, que necesito tocarte, a cualquier hora, en cualquier lugar. Es como si siempre hubieras estado ahí, dando guerra en la yema de cada uno de mis dedos. Acaparando mis pupilas, mis pestañas y mi retina. Me gustas tanto, que mis labios te proclaman vencedor en toda regla de mis besos. Porque cada vez que te beso me ganas la batalla, me derrito ante ti sin ningún tipo de remordimiento. El ritmo de tu lengua ha dejado claro que no hay adversario que se te resista.

1 comentario: