viernes, 2 de enero de 2015

Exactitud inexacta

Este "despertarme con te quieros en la espalda", este "desayunarte varias veces al día", este "acostarme con la canción más bonita del mundo". Este "peinarme las noches", este "despeinarme las madrugadas". Este "antirreloj" que me has marcado, sin quererlo, sin pensarlo, sin darte a penas cuenta de que sólo tú me defines las deshoras, los hoyuelos, las ganas, los desórdenes más certeros, las maletas y los "nosotros". Ni la gente, ni los miedos, ni los dolores, ni la más mínima duda, ni los huecos, ni las hostias, nos harán perdernos el camino directamente proporcional a nuestras maneras, nuestro caos tan perfecto, nuestras risas a destiempo, nuestras vidas tan distintas, pero tan exactas. Tan tan exactas... que lo complicado se vuelve fácil, y lo fácil, nos disuelve los defectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario