lunes, 5 de enero de 2015

Empiézame


Empiézame despacio, no hagas mucho ruido ni me tires del pelo. Comienza por los dedos de los pies, que sabes que me muero por que los saques a bailar. Sigue por las rodillas, con paso firme, aunque me tiemblen, qué más da. Arrebátame el ombligo, que sé que te encanta. Si lo quieres, es tuyo. Continúa por mi pecho y por mi cuello, que eres experto en hacerlos existir. Acábame por las pestañas, y el pelo. Pero hazlo lento. Puedes recrearte. Te voy a salir desperfecta y a tu medida. Nadie mejor que tú para reinventarme.

1 comentario:

  1. Nadie mejor que tú para explicar las cosas como las sientes, Felicidades!!!

    ResponderEliminar