domingo, 29 de diciembre de 2013

Con meta “diciembre y la puta navidad”



Se le caían las lágrimas a borbotones. Como si fueran sangre recién hecha. Cada lágrima llevaba un mes. Y diciembre estaba tan triste, tan de mal humor, que ni siquiera desayunaba por las mañanas. Le daba rabia la Navidad, la gente, y el propio enero, que le esperaba puesto en pie, lleno de celos de pensar que no iba a nevar, ni siquiera iba a haber renos a prueba de regalos caros, tampoco abrazos mal llevados, o canciones para el tiempo y la distancia. Enero echaba de menos echar de menos. Echaba de menos sentir. Aunque sólo fuera odio. Le tenía miedo a tener miedo y soñar sueños que no se iban a cumplir. Y si no febrero. Febrero estaba hasta los cojones de fumar y obedecer. Obedecer a canciones desnudas o pensamientos nocturnos, esos que parece que llevan unas copas de más y el rímel corrido. Menos mal que marzo esperaba resplandeciente un sol con cara de sorpresa, o simplemente cara de mirar hacia adelante, con ganas de una cerveza bien rubia, pa’ acordarse de su pelo. Abril y mayo ya se dejarían llevar. Era lo que mejor se les daba, tenían “falta de cabeza” según los demás meses (capullos). Junio y julio deseando bañarse en ríos de aguas claras y saborear la suerte de la existencia como tal, sin más. Agosto sabía a mar. A sirenas sin parte de arriba del biquini, a mujeres desnudas en autobuses rojos, como decía Quique. Y septiembre… septiembre era la hostia, estaba lleno de ilusión de empezar el curso y hacer feliz a toooodos los niños de la clase, cada minuto, desde los lunes con cara de sueño. Octubre se ponía remolón, le costaba vestirse por las mañanas, sobre todo si no se ponía música de fondo (se le desordenaban las semanas), y noviembre… En noviembre todos jodidos. Noviembre es el més de preguntarse cosas que nadie sabe responder, y dejar las preguntas en el aire haciendo equilibrio, en un ir y venir de taquicardias que provocan latidos con meta “ninguna parte”, o “todos sitios”. Con meta “diciembre y la puta Navidad”.







No hay comentarios:

Publicar un comentario