domingo, 25 de noviembre de 2012

Noviembre amargo


Noviembre está ojeroso. Fuma. No duerme. Tiene tanto por hacer…limpiar la casa de sombras tristes. De días no vividos. Le van cayendo las estrellas cada noche y se le va arrugando la esperanza. Se le acumula la vajilla y la ropa sucia, y no para de escuchar canciones tristes repetidas. Ya ni siquiera escribe, ni se pinta los labios rojos. No le gusta la Navidad. Se encierra en su habitación. Le apetece una copa de vino, o dos, o tres. Beberse la impotencia sin respirar. Dedica demasiado a imaginar. Y los abrazos le saben a poco. Se cansa de ir forzando sonrisas por ahí. De la gente que no sueña. Y llora. Llora todos los demás meses. Llora las cartas urgentes que llegaron cuando ya no había nadie. Noviembre…tiene tanto por hacer…limpiar la casa de sombras tristes.
 
 
 
 

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Ella


Siempre te llevas un trozo de mí dentro de tu maleta. Ando sin manos y sin pies por tu culpa y tú ni te enteras. Siempre tuviste ese privilegio. El de quitarme partes de mi cuerpo y hacer que habitara en ti. Vas con maleta a todos sitios. Y me descuartizas sin darte cuenta. Ya te dije que al final me volvería loca de remate. Pero sé que tú no puedes hacer nada. Tus ganas de volar son demasiado tuyas. Tú no tienes sentido de la gravedad y tampoco sabes que yo me quedo aquí coja y manca escribiendo con los codos.
 
 

 

domingo, 16 de septiembre de 2012

miércoles, 12 de septiembre de 2012

:(: Tú eliges


Es curioso ver cómo el tiempo te asalta a punta de pistola y tienes que hacer esfuerzos para esquivar la bala en las costillas. Cierras los ojos para mantener a salvo la calma de los días que se escapan de las manos y los recuerdos de fotomatones a los que nunca volviste. Te das una vuelta y te asombras al pensar lo mucho que hemos cambiado, y mira que dicen que la gente no cambia. Coleccionas imágenes que se van borrando a toda prisa, y cicatrices que prevalecen, porque la vida es como una super8 que no deja ver con claridad lo mucho que tenemos que aprovechar cada detalle. Cada sonrisa. Cada lágrima. Pero las tormentas ponen triste y hay veces que es imposible mantener la alegría cada segundo. Porque aunque haya pasado tanto tiempo sabes que hay cosas que olvidarás. Y otras que no. Y cada vez te das más cuenta de lo leve de todo lo que te rodea. Y que no vale la pena, pero a veces no podemos evitarlo. Somos humanos. Nos atascamos en el pasado y soñamos con el futuro, y el presente, se nos escurre de las manos. “Vivir”… esa acción que nos desconcierta a veces, cuando nos aburrimos o no nos atrevemos a soñar despiertos. Nos pasamos la vida aprendiendo a vivir. Somos así. Se nos olvida vivir. Y vivir es lo único que tenemos.

                                                                                                                                      

Quién no tiene nudos que soltar, quién no deja historias a medio cerrar, quién no piensa que es muy tarde ya, quién no siente a veces que no puede más, queda tanto por lo que brindar, y tengo tantas ganas de recuperar todo el tiempo que pude malgastar… (Rebeca Jimenéz)


domingo, 2 de septiembre de 2012

A punta de Nikon

 Los dos somos poetas, lo que pasa es que tú versas blancos y negros, y yo te enfoco con palabras y con la boca llena de besos, y te revelo una prosa. Tú disparas al cielo y al mar dando un golpe de magia, encuadrando a punta de Nikon... y yo no me rindo, sigo escribiendo mientras tenga algo que decir, a punta de BIC. Así estaremos... hasta que gane "el quiero" la guerra del "puedo"

y el fin del mundo nos pille bailando.

jueves, 30 de agosto de 2012

Cierta incertidumbre


Pito pito
dice la muerte.
Y férrea,
somete.

Y gana la batalla.
Vencedora siempre.
Altiva.
Con aires de superioridad.

Ella decide.
Rígida,
demoledora.

La muerte.
La única verdad.
Todo lo demás...
Es mentira o cambia.

Así es ella.
Tan cierta
que desconcierta.

martes, 24 de julio de 2012

Mil pedazos de nostalgia esparcidos por el suelo y los cajones


Vaciar de cosas un piso en el que has pasado toda tu vida es complicado. Cartas que te dan picor de nariz, fotos que te hacen sonreír. No pensé que fuera tan difícil. La cuestión es que llevo toda la tarde llorando como una magdalena todos los recuerdos de hace años. Y ahora me he quedado pensativa y triste. También he encontrado mi joyero de música. Me acordaba perfectamente de esa música. Mis muñecas. Mi diario y mi agenda del instituto. Por un momento he deseado volver a esa casa. Estar en mi habitación. El olor de esas cuatro paredes. Los colores que surgen de esa luz tenue de una lámpara hippie que tengo en el techo. Mis cds. Mis sueños. Millones de sueños que pasaban por mi cabeza a doscientos por hora y sobretodo mi ilusión, mi inocencia, mi "yo pequeñito" que creía comerse el mundo cada día. Sentimientos de los de verdad. Desengaños. Amores. Una mezcla que me ha hecho estallar en mil pedazos de nostalgia esparcidos por el suelo y los cajones. Luego he tenido que recoger trozo por trozo, sonarme los mocos y limpiarme los ojos, como si nada. Pero ahora estoy tristona, seria y un poco rara. Cuando se remueven los recuerdos de una casa vieja, te sientes un poco sola y echas de menos detalles. Detalles y personas. Y a ti misma en esa casa.  

lunes, 23 de julio de 2012

Miradas de orfanato


Me odias demasiado como para quererme, y te quiero demasiado como para odiarte. Pero sabes que un día tuvimos el mismo argumento, aunque ahora ya no te importe y mis ganas de ti sigan de pie. Y me quieren salir las palabras, pero al final acabas huyendo, como cuando ya no hay marcha atrás, como si no sintieras nada. Y yo me sigo poniendo triste, irremediablemente, con miradas huérfanas y sonrisas cubiertas de barro. Con palabras cosidas a mi estómago que no me dejan libre del todo. Aunque mis ganas de volar sigan intactas. Aunque volvería a intentarlo cada vez que no me dejas despegar y volvería a llorar cada vez que me demuestras que no existo. Y así sucesivamente. Sin sentido. Como la vida. Como nosotros.
 
 
"Ha sido divertido, me equivocaría otra vez... Quisiera haber querido lo que no he sabido querer..."


viernes, 6 de julio de 2012

Semilla en la Tierra

Hoy me he vuelto a poner “Semilla en la Tierra” y a pensar. Pensar en qué momento nuestro camino se hizo tan ancho como para no distinguirnos en él los labios. Los labios para hablar y para besar. Y para sacarnos la lengua de vez en cuando. Hoy me duele “querer” y sé que “querer” duele a veces inevitablemente, pero aún así me siento descaradamente más fuerte y con las cosas más claras que nunca. Es eso lo que me da miedo, porque la verdad es que el pulmón ya me funciona bien y puedo respirar perfectamente. A pesar del raciocinio con el que te puedo hablar, lejos del principio de nuestras terapias mal llevadas, sin nadie que mediara por dos histéricos; lejos de nuestra historia tabú que nos ha ido quitando libertad a lo largo del tiempo (para luego recuperarla en pequeñas dosis de vapor de cristal); hoy puedo despedirme de ti con un beso inesperado en el portal de los sueños posibles (sin ningún precio). Un beso con nuestra firma. La que me lleva a ser semilla en la tierra, la que me lleva a ser un “tú” seguido de un “yo”. La que me empuja a trepar la planta verde que roza las ventanas con vistas a cualquier rincón del mundo contigo. Ahora relájate…



Sé que en el fondo te he sacado una sonrisa de juguete, que son las que dicen la verdad.



lunes, 25 de junio de 2012

Hay cartas urgentes que llegan cuando ya no hay nadie

Cuando daban las doce cambiaba el papel de princesa de cuento por el de puta barata en bares de curar heridas. Chupa de cuero y labios rojos. Cada trago a la copa era una palabra que no le iba a decir. Cada mirada a otra persona era una mirada que no le dedicaba. Cada calada al cigarro era un beso en la boca que jamás volvería a darle. Cada sonrisa... un polvo en una cama de alquiler de aquella noche de jugar a olvidarle una vez más. Noche de ganar la partida. Pero por la mañana amanecía con el rímel corrido, las medias rotas y la mirada perdida. Y ese escozor...sobretodo ese puto escozor que no cesaba y le recordaba que hacía trampas jugando... que el jaque mate en realidad era mentira...que las lágrimas “muertas” al día siguiente resucitaban con los primeros pestañeos. Ojos vidriosos. Imágenes que sacudían su resaca y difuminaban las carcajadas disfrazadas de chica valiente. Esa que sólo volvía a las doce de la noche siguiente con el quemazón del segundo trago de verdades a medias, dejando la huella del pintalabios en el vaso, sabiendo que en el fondo tenía la tristeza siempre ahí, escondida poniéndose guapa…
 



"Escribo sobre ti desde hace mucho...incluso antes de conocerte...y si no te tengo aquí...te veré en mis sueños." Iván Ferreiro

domingo, 3 de junio de 2012

La clave está en los charcos


Si todavía no te has dado cuenta de lo "único" que eres, deja de mirarte en el espejo y mírate en los charcos, que ya lo recitaba Fito.  Cuando lo consigas tendrás la fórmula para dibujarte. Y es que ya le cantaba Calamaro a la libertad. Y Sabina a sus cuarenta y diez ya sabía de lo que hablaba. Y yo... yo ya estoy rompiendo todos los espejos (eso de la mala suerte es una tontería). Que para ser feliz primero hay que ser libre. Libre de prejuicios, libre de rencores, libre de miedos, libre de costumbres, libre de todo lo negativo que nos inyecta la sociedad desde que nacemos. Las personas que se miran en los charcos lo saben. Saben que los espejos no son para los valientes, son para los presumidos. Y entre ellos se miran y sonríen.
   



                                                                    Saben que tienen el mayor poder de todos.





domingo, 6 de mayo de 2012

La única persona...


Que no me hace sentir sola. Que piensa todos los días en mí desde que nací. Que se sumerge en mis ojos para intentar saber lo que me pasa y lo consigue. Que me dice las verdades y acierta. Que se encarga de los tres –que somos muy desastres- y se olvida de ella misma siempre. Que nunca le han regalado nada de lo que ha conseguido, con su esfuerzo y su listura. La persona que más se merece una entrada en mi blog, y en dos años, todavía no le había escrito. Te queremos con locura, aunque seamos mucho más egoístas y egocéntricos que tú. Gracias por el oro de tu tiempo cada día.

  

Eres el testigo inminente de mis idas y venidas
El mapa de mimente
El soplido que me empuja cada vez que me pesan los dedos gordos de los pies
La fortaleza con pecas
El ejemplo de no rendirme nunca
La flaca que desgarra nuestros miedos
El paracaídas de todos
Estás tan guapa cuando eres feliz
-magia es verte sonreír-


Gracias…

 




viernes, 4 de mayo de 2012

Sentada en el aire


Vas latiendo en los ojos de los demás, en los niños, en las hojas, en ti. Vas escondiéndote tras leves sonrisas de juguete, que utilizas para olvidar el mes de abril. Vas hiriendo cada paso, cada sístole, cada vértebra de tu pensamiento, cada trozo de momento que te toca sentir-no sentir. Te vas cubriendo de lodo de semanas que mueren en vano, sin poder salir a nado entre tantos lugares donde solías gritar y ya ni lo intentas. Dias que se escapan de las manos, como dice Quique González junto a mayo, junto a tus no-ganas de saber qué mes es el que quieres ser. Páginas en blanco o escritas de cualquier manera, garabatos que no tienen sentido, como tú, como todo lo que te rodea, como la nada que nadie controla. Como tus sueños que no se cumplen o como los que no te atreves a soñar. Escribir, no escribir, restregarte las lágrimas de cocodrilo que al día siguiente nunca existieron. Tú mismo te las bebiste en un chupito de huida hacia ninguna parte. Rascarte la piel, que vacía por dentro está expectante y al rojo medio-vivo…esperando a que te reinventes y vuelvas con esa carita de ilusión y de querer reflejarte en el mundo de nuevo, como lo hacías antes de abril y antes de sangrar palabras por la nariz.

Como lo hacías antes de aquella despedida en la estación.


miércoles, 25 de abril de 2012

Felicidades "mía"


Si te vas a vivir lejos de mi tendré que imaginar que estás aquí. Acabaré hablando sola y la gente me llamará loca. Hasta que se me duerma el corazón, que no entiende de redenciones si no es contigo. Que por más que se lo explico sigue esperando que lo necesites para sonreír. Que por más que se lo digo lo único que hace es bombear tu nombre y pedir "a latido pelao" que te quedes cerca para siempre. Que si no es a tu lado no le merece la pena hacer un pastel de espinacas con queso de cabra, pasas y miel. Ni se ríe tanto. Ni se emboba. Siempre ha sido demasiado dependiente de ti y tu demasiado independiente del mundo entero. Igual es por eso la especie de magnetismo que despiertas en todos los demás. Que nadie quiere estar sin ti... Sobretodo mi corazón. Y mira que se lo he explicado veces pero nada, me lleva frita, no hay manera. Felicidades niña imantada.






viernes, 13 de abril de 2012

Oporto

Oporto se me va inyectando en las ganas. Es la mezcla de la gente, las casas viejas, la ropa colgada en las ventanas, los bares pequeños de sonrisas pensativas, las ganas de encontrarme-perderme a mí misma en otro lugar. El vino, el portugués, las gaviotas, las tiendas de barrio que huelen a "antiguo", las cuestas, las fachadas sucias pero bonitas, ella.
 
Los disparos de él en cada detalle. Cada detalle que nadie ve.
 
Estoy viva. Y dando tumbos por Oporto, mientras coloreo cada segundo-latido-pestañeo de la ciudad y la compañía. Hasta llover me parece que formaba parte de nuestro plan.
 
Sigamos creando nuestro argumento a nuestro antojo. Sigamos haciendo el amor a la vida en cada esquina de estas calles. Calles en tonos "sepia" que se mojan de lluvia, de encanto. Que me hacen volver a escribirme-dibujarme. Y eso me sobra y me hace feliz. Feliz. Feliz. Feliz. Feliz. Feliz. Feliz. Feliz.



domingo, 8 de abril de 2012

VÓMITOS

Mi blog tiene angustia. Últimamente vomita textos feos que no le gustan. Voy a cuidarle un poco, a ponerle agua con azúcar y canciones tristes de esas que le encantan… a ver si se recupera y se le llenan los dedos de letras y sueños otra vez, que le echo de menos y se me acaba el hilo (de coserle el vacío estomacal). Tengo que mimarlo, si no lo hago yo no lo hace nadie.


ÁNIMO MIMENTE, saldrás de ésta…estoy segura. Sabes que para mí eres importante. Confío en ti. Gracias por todo.

jueves, 15 de marzo de 2012

Carta para Pedro

Siempre acabo desnudándome la mente delante de todos, y hoy es tu cumpleaños, así que tengo la necesidad imperiosa de... La verdad es que más de una vez hemos fregado el suelo con lágrimas de cocodrilo, o apagado las luces a carcajadas de las que desgarran la garganta. Hemos sido muchos lunes con cara de perro… varios domingos remendados a las sábanas de la cama, latiendo amaneceres-anocheceres. Hemos roto demasiadas veces nuestra confianza a estirones de niño pequeño. Tenemos tantas palabras borradas con silencios que no nos hace falta hablar. Nada es importante. Y seguiré escribiéndote textos tristes que no entiendes. Y tú seguirás intentando que pose para ti todos los fines de semana sin conseguirlo. Seguirás hablándome con tus fotos y yo seguiré pasando frío para que las hagas. Seguiremos discutiendo por tonterías cuando estemos cansados. Seguiremos gritando de vez en cuando (seguiremos siendo egoístas). Seguirás haciéndome cosquillitas a desgana (porque yo te insistiré dándote codazos). Y yo seguiré queriendo volar mientras tú me intentas coger del pantalón cuando empiezo a flotar... Seguiré explicándote mi complicado minimundo y a ti no te quedará más remedio que escucharme y descoserme la inocencia; la impulsividad de mis pensamientos, de mis acciones, de mis besos a destiempo. Seguiremos siendo tan distintos, que seguiremos buscándonos el brillo en los azules de cada uno, buscándonos los lagrimales, el tic-tac del reloj de nuestras diferentes vidas, para querernos cada vez más, irremediablemente.

 Felicidades.


.

domingo, 11 de marzo de 2012

Cuento

Cuando quieras podemos jugar y subir por la planta verde que llega a las nubes en forma de cuento. Nos bajamos en el cielo y vamos de nube en nube saltando descalzos, con los pies grandes, esquivando problemas. Detrás de “días azules” y comiendo gominolas. ¿Quieres? Pues rápido, empieza el argumento.  Yo ya he escrito la introducción y me brillan los ojos como el sol de marzo. Pero eso sí, luego no inventemos un final feliz eh, eso no hace falta. A estas alturas los finales no existen, la felicidad se atrapa en el argumento y todo lo demás deja de importar. Es nuestro cuento y podemos hacer lo que nos dé la gana. ¿Entonces qué? ¿Firmas, valiente?









.

domingo, 19 de febrero de 2012

LATÍAN

Y fue la noche la que los tapó con las estrellas. Las estrellas que explotaron una a una en cada mordisco. En cada peca. Y fueron ellos los valientes que estrujaron fuerte los colores de la existencia. Y los que poseyeron el mundo aquel instante astromántico. Y el universo se les quedó pequeño aquella luna de Enero, mientras sudaban cosas verdaderas;  mientras ardían de sentir que estaban tan monstruosamente vivos, desde su casa flotante

                                                                                                                                      

…porque latían a gritos…más que de amor, de deseo. O más que de deseo, de amor (no lo tenían muy claro).




.

viernes, 3 de febrero de 2012

Dana

-          No sé qué acabó sucediendo con cada uno de ellos por separado. Sólo sé que Dana se puso a hacer la maleta a cámara lenta, con el lagrimal desgarrado y con la esperanza viva, por si acaso.


-          Pero si se querían un montón, o eso parecía. Me cuesta creerlo.

-          Sí... eso es lo que sé, bueno…eso y que él nunca supo lo cerca que estuvo ella de hacerle feliz.


-          ¿Por?


-          Porque sí…porque las personas, en realidad, somos momentos. Y los momentos, a veces se estropean demasiado, hasta el punto de no poder retroceder ni solucionar nada. Una lástima. ¿No crees?


-          Me parece tan triste que no quiero creer que dos personas que se quieren tengan que separarse. Prefiero creer que en realidad dejaron de quererse o que nunca se quisieron. Prefiero incluso creer que el amor no existe, y que por eso pasan estas cosas, porque nos creemos que existe.


-          Tú puedes creer lo que quieras. También es lícito. En realidad, no hay ninguna verdad, ni ninguna mentira. Todos tenemos nuestro propio concepto válido, según las circunstancias de cada uno; lo que hayamos vivido o nuestro límite. Nadie sabe la verdad absoluta, porque la verdad absoluta, no existe.


-          ¿Entonces? ¿Cómo se supone que tenemos que actuar? ¿Por qué es todo tan complejo?


-          Jajaja, no te agobies. Yo no sé cómo tenemos que actuar. Nadie lo sabe.


-          Seguro que hay alguien. Somos muchos en el mundo. Habrá alguien que sepa lo que hace, y cómo actuar.


-          ¡Puede ser! Es una opinión. Y ahora vamos, que hace frío y tengo los pies helados. No te preocupes por Dana, ella ya se había hecho la maleta varias veces. Se lo esperaba.


-          ¿Sí? ¿Y por qué aguantó tanto tiempo?


-          ¡Ay, yo que sé! Ya te he dicho que todos tenemos un límite. Y deja de hacerme preguntas, nunca sabremos lo que pasó.


Se alejaron tiritando… pensativos, sin creer en nada y creyendo en todo, aquella noche fría, el pragmatismo y la pasión, de la mano.


.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Nada

Últimamente me siento a escribir y al final siempre acabo tachando.






.

lunes, 30 de enero de 2012

Vaho

A lo mejor es el vaho de la ventana, pero esta sensación me encanta. La sensación de que me da igual. No vale la pena estar pendiente todo el tiempo de limpiar los cristales. Me quedo con el vaho, definitivamente. Quien quiera que me dibuje un corazón, que yo enseguida me doy cuenta.  Enseguida.




.

martes, 3 de enero de 2012

Chimeneas

Era el fuego de la chimenea, o la suma de sonrisas, o lo solos que estábamos. Era Carbonero, el party, las brasas, las uvas el día 30, la música que llenó la finca de sueños. Éramos nosotros, que allí estábamos dando todo lo que nos ofrecía el deseo de acabar con esta sensación. La de no haber perdido ni un solo segundo en este viaje “deestrellasfugaces”. La de haber aprovechado hasta el último latido de nuestras risas-miradas. Y habernos quedado  t e m b l a n d o, pero no de miedo, de recordar lo grandes que nos hemos hecho al calarnos los huesos de amistad, de amor, de chimenea, de bailes locos, de vino y de ron con coca-cola (y también whisky). Hemos brillado tanto juntos que aún nos queda confeti en las pestañas. Y a mí se me ha quedado la cara de tonta de haber despedido el año justo así, como siempre recordarán nuestros hoyuelos, perdidos aquella noche en nuestro “pequeñoperogrande” mundo feliz.



Tapamos al 2011 y lo dejamos durmiendo para siempre. Y despertaremos de vez en cuando aquel fin de semana con una sonrisa “deechardemenos” y un aplauso “deacabarconlasmanosrojas”.




.