lunes, 30 de mayo de 2011

Vacío


…Y como no paró de gritar el silencio, se quedó afónica de sentimientos. Y se tumbó en el hueco lleno de nadas que sí existían, mientras se regalaba lágrimas con sabor a nadie y se acariciaba las rodillas. Mimándose la soledad. Besándose el vacío.



Esperándose despacito...








Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El poder de la mente



Es tu cabeza la que te hace sonreír o llorar, la que te hace sentirte pequeño o grande, la que te hace agobiarte o no por las cosas.
Es tu cabeza la que no te deja dormir o sí, la que te hace sentirte solo o con mucha gente, la que te hace estar triste o feliz.
Es tu cabeza la que te permite soñar o te impide seguir luchando, la que hace que algo te importe o te de igual, la que te saca de la espiral o te encierra dentro.
Es tu cabeza la que te hace sufrir o disfrutar, la que te pone nervioso o te relaja, la que te hace dudar o tomar una decisión.
Es tu cabeza la que te hace estar más cansado o menos, la que te crea los miedos o los destruye, la que te hace tomarte las cosas bien o mal.
Es tu cabeza la que te permite reconocer errores y aprender de ellos o te encierra en ti mismo mirándote el ombligo, la que hace que aproveches cada segundo del día o lo tires a la basura, la que hace que trates bien a los demás o mal.
Es tu cabeza la que te hace tener la autoestima alta o baja, la que le da mucha importancia a alguien o poca, la que decide si estás frágil o fuerte.
Es tu cabeza la que te hace quejarte de los problemas o relativizarlos, la que hace que el lunes sea bonito o feo, la que decide si quieres vivir o sobrevivir.




Es tu cabeza, sólo tu cabeza. No existe nada más, ni nadie. Aunque creas que sí. Todo está en tu cabeza.




 "¿Sabes que si sonríes a un error fatal
deja de ser fatal?"






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

domingo, 22 de mayo de 2011

Descalzos


Me acariciabas despacio, como si el tiempo se hubiera parado unos minutos a esperarnos. Me decías en silencio que querías recorrer el mundo conmigo descalzos. Que nadie ni nada podría con nuestras plantas de los pies. Me tocabas con colores que inventabas para hacerme sonreír. Y yo me hacía daño en las comisuras de tanto decirte que te amaba y de tantos besos. Y de tantos te quieros recibidos. Juntos recorríamos historias de portales inhabitados, de canciones lentas, de naves que viajaban a otros planetas inventados y de barcos surcando la luna. Cenábamos estrellas. Bebíamos momentos en el parque. Cazábamos nubes con forma de sirena. Dormíamos en bosques repletos de orgasmos.




…y crecíamos de la mano sin suela en los zapatos, no nos hacían falta.










Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

jueves, 19 de mayo de 2011

Súmmum


Vislumbraba una silueta,
jadeaba.
Caminaba despacio,
discernía.


Palpitaba tenue,
penetrante.


Contorneando el abismo.


Coronando el momento
en su algidez.


Deseaba.






 
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

viernes, 13 de mayo de 2011

Perfecto asesino


Gracias por matar mi miedo con tantos disparos,
Sabes que el primero no fue suficiente, ni el segundo.
Gracias por matar mi miedo con tantos disparos.




21st century Cupid
Fotografía: piterart






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

martes, 10 de mayo de 2011

Intereses


Acurrucarse en el tren; mirarse en los charcos; besarse bajo la lluvia; sábanas en vez de piel; mirarse (con alguien) disimulando; disfrutar de la tristeza; buscarse por dentro; coserse el desengaño; sonreír sin nada a cambio; noches al sol (como la de hoy); acostarse con música que eriza los sueños; romper las barreras del silencio; tirarse bolas de nieve; escuchar a las chicharras tomando la luna; borrarse la cobardía; lluvias de confeti y relámpagos de purpurina; abrigarse con gestos de algodón; los besos de mariposa; alimentarse de trocitos de personas y momentos, aniquilar miedos; gritar la nada; gritarlo todo; lágrimas paralelas; aprender con cada latido; errores bonitos; aciertos inesperados; sentirse vivo; viajar por las mentes; masticar debilidades, respirar atardeceres naranjas; momentos álgidos que nunca fueron reversibles; llorar escribiendo; palabras que se enganchan en el estómago; esperar a las estrellas; tumbarse en la orilla; aguantar la respiración debajo del agua; desgastarse los labios; mirarse con besos; besarse con miradas; las ganas de más; desnudarse el deseo; beberse la decepción; recortarse la fragilidad y tirarla a la papelera; vendarse los prejuicios inevitables; averías reparadas; agujeros que caen hacia arriba; acariciar soledades; sudarse la pasión; desayunar ganas de todo; disfrutar del sabor de los insomnios.



Tenerte.






Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.




domingo, 8 de mayo de 2011

Vuelve


Vuelve a quitarle las alas a la luna
para sobrevolar todas las playas del mundo.
Vuelve.

Vuelve a chuparme la inquietud de la espalda,
a hidratarme con te quieros las piernas.
Vuelve.

Vuelve para besarnos el frío perfecto
de la marea cuando atardece.
Vuelve.

Vuelve a prestarme tu piel sobre la mía
para abrigarme los gestos y la tristeza.
Vuelve.

Vuelve que no me encuentro,
y tú tienes mis ojos.











miércoles, 4 de mayo de 2011

“Suicidio”


Nunca más volvió a escribir. Se quedó triste para siempre, como un sauce, inmóvil y en silencio, respirando despacito para no hacerse daño. Le dolían los dedos y los latidos. Le dolía el tic-tac de los lagrimales (ya no hablaba con nadie). Permaneció quieta. Hasta incluso cuando la palabra “siempre” dejó de tener sentido. Había perdido la batalla contra la cobardía y el amor por ella misma. Le sangraba la tristeza. Por eso le escocía tanto al respirar, por eso suicidó su tiempo y por eso perdió todo lo demás, hasta sus poesías.



Avanzamos o retrocedemos con un único poder, el de la mente. Muchas veces lo infravaloramos, y no nos damos cuenta de que es el único poder que nos puede hacer felices, nosotros mismos, nuestra forma de vivir. Somos víctimas de lo que nos pasa: enfermedades sin importancia, lesiones, desengaños, decepciones, tristezas, cobardías, problemas, paranoias, miedos, inseguridades, pequeñas depresiones. Y ésto nos pasa por nuestra forma de mirar. Miramos sin mirar. Miramos sin mirar. Despierta, eres todopoderoso y no lo sabes. Abrázate. Deja de sobrevivir a tus propios asesinatos, y vive de una vez. Sonríe.




Es todo lo que tengo, el oro de mi tiempo: soy rica, y disfrutaré de mi oro mientras sonría,  sólo mientras sonría. Yo tengo el poder.






lunes, 2 de mayo de 2011

Sueños de una ilusa


Sueño con guerras de pistolas de balas de besos.
Sueño que todos somos humildes.
Sueño con enfermedades que se curan con abrazos.
Sueño con drogas que te alargan la vida, con forma de gominola.
Sueño con ladrones buenos que se llevan los problemas y los destruyen.
Sueño con pastillas de chocolate, que te hacen volar sin necesidad de coches ni accidentes.
Sueño que salgo a la calle y todo el mundo sonríe.
Sueño que no existe el ánimo de lucro, sólo personas honestas.
Sueño que no existe Camps.
Sueño que las personas más “ricas” son las que ayudan a más gente.
Sueño que todos somos iguales de guapos por dentro.
Sueño que nadie se quiere aprovechar de nadie.
Sueño con terremotos de orgasmos.
Sueño que nadie tiene envidia de nadie.
Sueño que todos tenemos casas iguales, y todos los niños crecen en ambientes de igualdad.
Sueño con un sistema anticlasista, donde la educación es pública y todos ayudamos.
Sueño que los deseos y valores de la gente no son materiales.
Sueño que todos nos queremos mucho a nosotros mismos.
Sueño que todos nos queremos mucho.
Sueño que la gente más valorada es la más buena.
Sueño que nos morimos todos de viejos y de amor, sonriendo.

Sueño cosas imposibles.