miércoles, 28 de diciembre de 2011

René

René es de esas chicas que llevan siempre una mirada sinceropensativa. Suele ir con su chaqueta de cuero a todas partes. Siempre viste  en vaqueros,  con unas converse blancas que nunca lava y han adoptado un tono más bien gris, pero a ella le gustan así. Nunca olvida sus cascos para caminar por la calle cuando va sola.  No se tinta el pelo, ni se pinta las uñas, ni usa pendientes. René es una de esas chicas que aunque esté en silencio, se nota que está. Ella ni siquiera se da cuenta, pero buscando tan dentro de cada persona, cada imagen, cada palabra, cada acción, consigue una autenticidad única y adictiva. Las chicas como René brillan sin saberlo, porque hacen de cada minuto de su vida una sonrisa, una lágrima, una conversación, una canción, un yoquesé  que engancha. Lo que pasa es que René no lo sabe, ella sólo piensa en jugar a vivir, porque en el fondo, sigue llevando una niña dentro, y sufrir le da pereza, una pereza increíble.



Ayer René cogió el mundo, lo metió dentro de dos rodajas de pan, le echó aceite y un poco de sal, y se lo comió de una sentada, casi sin respirar, con los dos pies colgando de la luna.





.

1 comentario: