martes, 27 de diciembre de 2011

Me caso

Si, me caso. Me caso cuando me cuentas algún problema y te aconsejo como si fuera mío. Me caso cuando limpiamos la casa juntos  y no nos hace falta hablar de la parte que limpiamos cada uno para ponernos de acuerdo. Me caso cuando nos peleamos por la última onza de chocolate, para luego acabar ambos diciendo: “cómetela tú”. Me caso cuando me haces fotos. Me caso cada vez que te escribo.


Me caso cada día, cuando me sonríes, sin vestido, sin invitados, y los únicos papeles son los de mi cuaderno de cuero.




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario