domingo, 6 de noviembre de 2011

Páginas vacías de ti en mi cuaderno de cuero


Llevo tiempo sin escribir de días azules contigo, sabes que estaba rodeada de monstruos de los de verdad, de esos que te erizan el lagrimal y no te dejan soñar ni con relajantes. Sigue habiendo algunos de vez en cuando que se escapan del ayer, de aquel momento horrible que parecía no tener final de comer perdices y que nadie sabía, sólo tú y yo, y a veces sólo yo. Entonces me miras desde lejos con la punta de los dedos, pero yo ni siquiera distingo un poco de azul en mi retina, aunque sepa que estás ahí. Sé que estás ahí, te lo prometo. Son ellos, que intentan asustarme y me siguen a todas partes, y yo les miro, sin decirles que se vayan ni nada.




Tan sola como ni la soledad sabe.

No hay que tener miedo a tener miedo.

Y en realidad nunca dejé de soñar.






2 comentarios:

  1. Esas tres últimas frases me encantaron! me siento muy identificada..
    Me gusta mucho tu blog (;
    Un besito y sigue así!
    http://www.sicatorcevidasondosgatos.blogspot.com/

    ResponderEliminar