viernes, 28 de octubre de 2011

Depende


Nos creemos de una forma basándonos en la disyuntiva de “blanco o negro”, sin sentir los tonos grises. Pero así es mi paleta ahora, gris. A veces no nos conocemos ni a nosotros mismos. Dejamos el lienzo emborronado sin que se distinga ningún color. Estamos en continua evolución. Nadie conoce a nadie. La respuesta deja de ser sí o no. Es mi opinión...la de que nunca llegamos a acabar el cuadro. La gente nos va echando aguarrás continuamente, la gente en general, y nosotros seguimos pintando. A veces el cuadro deja de tener sentido, apenas se puede definir. Gente, gente y más gente.









No hay comentarios:

Publicar un comentario