miércoles, 3 de agosto de 2011

Suerte


Se me ocurren muchas cosas por las que no puedo dormir. Echo de menos ponerme tus sudaderas enormes para estar por casa. Chingarte besos en la cocina. Las cosquillitas en el brazo. Repartirnos las barritas de los kit kats. Que te termines mi coca-cola. Echo de menos tu remolino del pelo. Que me preguntes qué me pasa. Tu código de barras. Corrernos a “te quieros” en la habitación. Tu pie de mono y tus abrazos de oso polar, esos que me hacen hibernar en el sofá.




Añorarte es mi suerte…es algo que sólo puedo hacer yo. Llámalo posesión, egoísmo, o mejor llámalo amor, que suena más bonito.








No hay comentarios:

Publicar un comentario