domingo, 10 de julio de 2011

No somos personas, somos momentos


La vida está llena de personas que escriben del amor (yo la primera), de chicos o chicas que creen que las personas que tienen al lado son las que tienen que estar ahí, por el destino, porque existe el “amor”. La mayoría de las canciones tristes tratan de alguien que pierde a alguien. Por supuesto hay gente que cree en su media naranja.



Yo no soy quién para juzgar a nadie, ni me considero con la razón absoluta de las cosas. Supongo que soy una más, que opina, y que posiblemente me equivoque, porque en el fondo somos demasiado leves como para saber de verdad hablar de sentimientos y controlarlos con mucha seguridad.  



Simplemente pienso que mi frase “no somos personas, somos momentos” tiene su lógica. Me refiero al tiempo, a los cambios del ser humano. A estar con alguien que realmente merece la pena, pero dejar de estarlo por unas determinadas circunstancias, por una fase que nos obliga a tomar una decisión, sin más. Nos equivocamos muchas veces al sumergirnos en un idealismo donde pensamos que hemos perdido a una persona que no volveremos a encontrar. No somos capaces de entender que si tenemos una relación con alguien, es porque es nuestro momento, porque se han dado las circunstancias de estar bien con nosotros mismos y con esa persona, sin más dilaciones. No es porque sea nuestro amor único y verdadero, ya que seguramente, habrá mucha gente buena por ahí, que pueda hacernos igual de felices.



No deberíamos obcecarnos en idolatrar a nuestra pareja o nuestra relación como si el mundo hubiera planeado dicho amor (por llamarlo “amor”). Deberíamos vivir y ser felices con nuestra relación, siendo conscientes de que estamos con alguien “mientras la cosa funciona”. Queriéndonos sobretodo a nosotros mismos, y secundariamente a la persona que hemos elegido, con la que de momento, estamos a gusto, y por supuesto pensamos que puede ser para siempre. ¿Por qué no?





Hoy saco mi lado más pragmático para no parecer tan poeta todo el rato y recuperar un poco de credibilidad en mis argumentos…pero pronto volveré a desnudar las palabras sin que me importe que "el amor en sí no existe", y miraré de nuevo al resto del mundo por encima del hombro, con gafas de cristales azules, con zapatos rojos y besos enmarcados…lo prometo (porque no podré evitarlo, y porque eres tú quien rompe mis teorías de la humanidad). 







Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado. Precisamente estoy a medio escribir una entrada en mi blog muy similar ;) Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Como diria el Cordobes "Quererte tu mismo, a quererte tu mucho.." Besos guapa y a ver si compartimos otro "momento" jejeje

    ResponderEliminar
  3. Gracias aníbal, me alegro muuucho de que te haya encantado oh yeah:D

    Gracias por pasarte sey!! Hasta el próximo momento!!Un saludo:)

    ResponderEliminar