viernes, 3 de junio de 2011

Instantes


Llevas el pelo despeinado y barba de cinco días. Hay un par de veces que piensas que voy a hablarte, pero yo sólo te miro. Me paro unos segundos a vivir en tus ojos. Luego quito la vista y noto que te relajas. Yo disimulo, pero vuelvo a observarte sin que te des cuenta. Así no me sientes tan descaradamente tuya. Te saco brillo con mis cinco sentidos. Me pregunto si de verdad puedo volar a esta altura. Y no quiero nada más. Me quedo callada de besos y de te quieros. Me dedico a disfrutar de mi no-silencio y a ser la ocupa de tu boca sólo unos instantes. Instantes que me atrapan las palabras y desordenan mi orden. Instantes que no pueden ser eternos, porque si lo fueran perderían el encanto y su significado, y estas ganas de habitarte para siempre que se alimentan de tu levedad, de tu pelo y de tu barba de cinco días.


 

 
                                Me gusta vivir en tus ojos. Me da miedo el orden que en el fondo tiene mi desorden. Quiero que me arranques el susto a mordiscos y abrazos de Piter Pan. Me gusta vivir en tu boca.





Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License. The author is Laura Guillén Llor.

1 comentario:

  1. puede que mi boca, no sea el mejor lugar para una chica como tu.

    tampoco creo que sea el mejor lugar para reunirnos. Ahí lugares mejores...

    ResponderEliminar