martes, 26 de abril de 2011

Rompiendo las barreras del silencio


Respirando atardeceres junto al viento,
de esos que erizan y te abrazas con la toalla,
de esos que huelen a nadie,
de esos que están serios y constantes.
Color mate.

Mirando al mar que te habla triste y desnudo,
que te mima y te escucha el silencio,
mientras lo sientes romper a llorar,
ola tras ola, a solas, ola tras ola.
Sin consuelo.

No tiene a nadie, sólo a la arena que lo toca,
lo observa y lo toca, lo observa y lo toca.
Y el mar la llora, la moja y la llora.
Sin rumbo.








3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Bacano esto de romper el silencio no solo a fuerza de oleajes externos sino además con el mar que llevamos dentro.
    Tienes Facebook?

    Besos :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge:) gracias por pasarte......:)
    Me he pasado por tu blog y me ha gustado mucho. buen trabajo!....:)

    ResponderEliminar