domingo, 27 de febrero de 2011

Sangre



Tapona mis palabras si te sangran,
escúpeme tu soledad para aliviarte,
préstame un hilo y una aguja
para coserte impaciente el desengaño.

Abre la celda de mi incertidumbre,
sugiéreme flojito en el martillo,
haz que este crepúsculo granate,
cierre los ojos y coagule nuestra herida.






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario