jueves, 16 de diciembre de 2010

TODOS DISFRAZADOS

De verdad, me sorprende la facilidad con la que sucumbimos a la costumbre del ser humano, por muy nefasta que parezca. Se acerca la navidad, mil comidas y mil cenas. Todas y cada una con diferentes grupos de tipos de personas: las del cole, las de la uni, las de la resi, las del pueblo, las familiares, en fin. Al final acabamos por
a)      agobiarnos y no ir a ninguna
b)      Ir a todas pero no estar al 100% en ninguna (el omeprazol tampoco hace milagros y el redbull idem)
c)      Asistir a algunas y quedar muy mal en las que no acudes (porque no te engañes, tu excusa no cuela, por muy buena que sea)

La cuestión es…¿Por qué nos empeñamos en apelotonarlo todo en un mes? Qué digo en un mes, ¿en menos de un mes? Por qué no distribuirlo todo a lo largo del año…? Verdaderamente, ¿somos incapaces de organizarnos un poco mejor nuestra vida social? ¿Tan ocupadísimos estamos a lo largo del año como para preferir morir cebados en Diciembre, a la par que pobres? Supongo que mi reflexión no deja de ser una tontería, puesto que la Navidad se caracteriza precisamente por el abuso de las ceremonias, de la comida y de la compañía. Y por ello, desgraciadamente, me tomo el privilegio de criticarnos, e incluirme dentro de este gran saco de capitalismo-consumismo-egoísmo , ya que seguimos siendo esclavos de otra convención social, la cuál sería mucho más productiva, si invitáramos a los indigentes sin familia a nuestras ceremonias, les diésemos nuestra propia comida/cena a los muertos de hambre, y por supuesto acogiéramos en nuestras casas a todos aquellos que se sienten solos y lo están de verdad. Pero claro, a lo mejor es que ya tenemos suficientes calentamientos de cabeza con elegir a qué comida vamos y qué modelito ponernos para la ocasión, no?

9 comentarios:

  1. Joer qué gran verdad....en el fondo...a todos nos da pereza esas cenas !!

    ResponderEliminar
  2. Todos despreciamos cosas de esta sociedad, y tenemos perjuicios por quienes intentan no vivir en ella.

    Y por cierto.
    Feliz navidad.

    ResponderEliminar
  3. Qué razón tienes Lau! quizás no tenga tantos compromisos navideños como tú, por eso creo que no me importa tanto que llegue el "apretón" navideño. Sigue escribiendo así que te sigo.

    ResponderEliminar
  4. pura verdad...concordo contigo 100% amiga!
    puro capitalismo...nada mas!

    ResponderEliminar
  5. que pasas una navidad feliz e tranquila y no gastes tu plata con boberias...no alimientes el capitalismo.

    ResponderEliminar
  6. muxas gracias lila!muy chula tu galería!

    ResponderEliminar
  7. escaldo!bonita foto de perfil...jajaja gracias x tu tiempo..buen camino;)

    ResponderEliminar
  8. Lau, coincido contigo, pero yo iría aún más allá, todas esas reuniones están llenas muchas veces de pura hipocresía...

    ResponderEliminar