lunes, 27 de diciembre de 2010

DÍAS GRANDES

Pensaba que la amistad estaba sobrevalorada y no sabía que me equivocaba…

Creo que empiezo a entender…nos deseábamos desde antes de nacer.
Y ha habido un momento del día en el que he tenido que dejar de repetir que me moría de tristeza. He empezado a coger un trocito de sonrisa de cada una de vosotras (un trocito que cada una me regalabais) y los he juntado todos hasta reconstruir mi corazón grande y rojo, y hacerlo a la medida del vuestro.
Gracias a todas por cada gesto de calor (porque me moría de frío). Gracias por hacer que mi noria gire y me mantenga arriba, agradecida y plena con mi vida.
Hoy no me ha faltado nadie para diluirme con la luz y que se me viera. Me habéis hecho brillar. Creo que empiezo a entender…nos deseábamos antes de nacer.



Y cuando ha llegado el día pensaba que iba a ser de esos pequeñitos…pero vosotras habéis estado alimentándolo con petit suises en forma de abrazos.


2 comentarios:

  1. Quien tiene un amigo de verdad... tiene un tesoro...


    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ...pues entonces yo soy rica ahora mismo y eso que no me ha tocao la lotería:) un saludo!

    ResponderEliminar