miércoles, 8 de diciembre de 2010

Deambulando....

Me tienes en el fondo,
como con un candado,
yo, sometida.

Ando esposada
a tus formas
y a tu tacto, a tus labios,
a tu mente.

Me encuentro enredada
en tus dedos,
en tu pecho, en tu cara.

No se puede vivir de ello,
y yo, sin embargo, lo hago.

2 comentarios:

  1. Me encanta lo que escribes. No cambies.

    ResponderEliminar
  2. La tortura de la dependencia, el deseo, el amor....Sometida...

    ResponderEliminar